miércoles, 11 de noviembre de 2015

Crónica: "Festival de Manga de Getxo 2015"

Cartel del "Festival de Manga de Getxo" dedicado por el autor Antonio Alonso.

     Cerramos los "salones manga" de Bizkaia con el ya conocido evento que tiene lugar en el mes de noviembre (este año 2015 ha sido el 7 y 8 de noviembre) en Getxo, anteriormente conocido como "Salón de Manga de Getxo" y actualmente conocido como "Festival de Manga de Getxo". Lo cierto es que me gustaría poder decir que el último "salón manga" que tiene lugar en Bizkaia ha sido un éxito, pero me temo que este año no será así. Es cierto que disfrutamos del evento y nos lo pasamos bien, pero como siempre hay cosas malas y, en comparación con otras ediciones, esta tiene algunas más. No obstante decir que todo ello siempre es mejorable, por lo que espero que esta crónica sirva de ayuda para solucionar problemas y conseguir más público, así como actividades, para futuras ediciones.

     Por un lado tenemos las entradas. En este sentido si ha habido cierta mejora respecto al año pasado ya que el precio se mantenía (punto a tener en cuenta ya que hablamos de 3€ por la mañana y 3€ por la tarde) y, a diferencia del año pasado, esta vez si se podía entrar y salir varias veces de la carpa sin tener que pagar otra entrada para poder acceder otra vez al evento.

Stands con sus ya clásicas camisetas.
     Un cambio más que notable y que podía ser,  una modificación alabada o criticada. Hablamos de la organización de los stands dentro de la carpa para aumentar el aforo. Recordemos que años atrás los stands se colocaban en dos hileras distribuidas a la entrada de la carpa dejando así el resto de esta para el escenario, zona de talleres o zona restaurante. Este año, se tomó la decisión de colocar todos los stands pegados a las paredes de la carpa y el escenario en medio, por lo que si, se ganaba espacio y aumentaba el aforo, pero la cantidad de stands y por lo tanto de variedad de objetos que poder adquirir dentro del evento se veía reducida a 50% camisetas y 50% comics de primera mano al mismo precio que en tu tienda habitual.


La "exposición" de "Nekro" y Bea Gonzalez.
     Aparte de esto, detrás del escenario podíamos encontrar una "exposición" de los artistas invitados "Nekro" y Bea Gonzalez, la cual, a mi parecer, era casi un insulto. No solo por la zona donde se encontraba dicha "exposición", si no porque detrás de las ilustraciones de dichos autores podíamos ver los plásticos donde se leía "Getxo" lo cual es bastante poco profesional tratándose de una exposición, aparte de esto el que no contasen con un cordón o algo por el estilo que hiciese más hincapié en que ahí se encontraba una exposición, esto hacía a que la gente, agotada de tanto andar por el espacio vacío del evento, se sentase a comer algo o simplemente a charlar a los pies de los expositores, ya que no había nada que se lo impidiese y era un sitio algo más resguardado y menos ruidoso que estar delante de los altavoces del escenario. Personalmente, opino que es una falta de respeto hacia los autores de dicha exposición.

Los asistentes escuchan atentos una de las charlas.

     La colocación del escenario, al menos en mi opinión, tampoco era la adecuada. Al colocar el escenario en el centro consiguieron que el ruido clásico que podemos encontrar por la zona de los stands se mezcle con el sonido de los potentes altavoces del escenario, consiguiendo una mezcla auditiva nada agradable. Sin olvidar que mucha gente suele elevar el tono de voz demasiado cuando llega el concurso de karaoke, esto fusionado con lo comentado anteriormente hace que salgamos con un dolor de cabeza más que razonable.



     En definitiva, la abundancia de espacio vacío y la escasa variedad de tiendas dejaba cierto recuerdo a la "Japan Weekend" que tiene lugar en el BEC. Opino que lo razonable sería concretar un único diseño y organización de stands para este evento, un programa más o menos similar para todas las ediciones, algo que sirva de sello de identidad para este evento que tiene lugar en Getxo y que la gente vaya con una idea más o menos fija de lo que puede encontrarse dentro y no un cambio radical y sin sentido como el de este año que hace que la calidad del salón vaya descendiendo.


Primer día:

Mangas a la venta en uno de los puestos.
     Después de hacer la entrega de las entradas a algunos de los ganadores del sorteo (al resto sería a lo largo del fin de semana), entramos a la carpa del evento descubrimos que el espacio era abundante y que había menos stands que otros años, aunque si parecía que el escenario había mejorado. Empezamos a recorrerlos stands, viendo lo que comentaba al principio (50% camisetas, 50% mangas al mismo precio que en la tienda), aunque si que había alguna que otra joyita en las escasas zonas de segunda mano. Al de poco comenzaron las charlas en el escenario, mientras tanto la carpe seguía llenándose aunque no parecía que fuese a ocupar todo el aforo disponible, al menos esa mañana.


Dos chicas disfrutando del taller de Papercraft.
     Llegamos a la zona de los talleres, en comparación con otros años algo más reducida, donde estaba teniendo lugar el ya clásico taller de Papercraft junto a un torneo de Dice Masters. La zona de restaurantes había comenzado con su conocida demostración de sushi con su apetecible cata posterior, después de la cual prepararían todo para su taller de Bento. Junto a la gente que iba apiñándose al rededor de la demostración de sushi se encontraba el discreto pero infalible Maid Café, donde poder tomar algo dentro de un entorno algo diferente a lo que estamos acostumbrados aquí.


    Las horas iban pasando y los stands, anteriormente visitados, volvían a estar dentro de nuestro recorrido. Hicimos algunas compras interesantes y a muy buen precio en los que vendían mangas de segunda mano y mientras veíamos como la zona de talleres volvía a recibir gente para el taller de pintar y decorar uñas con temática friki, así como para los que querían dar sus primeros pasos en el idioma japones, decidimos salir a comer y esperar a que comenzase la sesión de la tarde con la esperanza de encontrar algo diferente.
Saitama se dejo caer por
el "Festival de Manga de Getxo"


     Por la tarde, nos encontramos que anda más abrir las puertas ya había una charla sobre cosplay preparada, impartida por NadiaSK, así como un taller de Origami y otro de dibujo. En este punto destacar que el concurso de cosplay estaba previsto para las 19:00, por lo que había que hacer tiempo hasta tan ansiado concurso. En esta ocasión, la carpa se encontraba repleta de gente (como ya es clásico en los sábados por la tarde, ya que es el momento en el que más gente acude), lo cual conforme iban pasando las horas empezaba a ser agobiante debido al calor que hacía dentro, así como a la elevada humedad, en parte en aumento por los cuencos de ramen que se servían dentro.

     Así despedimos el primer día del "Festival de Manga de Getxo", con ganas de salir y tomar aire fresco y recuperar fuerzas para volver al día siguiente.



Segundo día:

Cola antes de que abran las puertas el domingo por la tarde.

     Comenzamos el segundo y último día del "Festival de Manga de Getxo" jugando una partida al "Go", mientras en la mesa de al lado tenían lugar unas partidas de juegos de rol y en el escenario principal Bea Gonzales y "Nekro" impartían una charla sobre ilustración. Poco a poco, el tiempo iba pasando pero la carpa no se iba llenando. Creo recordar que, pese a que siempre hay un bajón en cuanto al público del sábado al domingo, este año ha sido el más evidente de todos ya que la diferencia era abismal.



     Mientras distintos talleres y charlas iban llenando las horas del domingo por la mañana, llegamos al momento en el que Bea Gonzalez, Nekro y Antonio Alonso, el autor del cartel del "Festival de Manga de Getxo 2015" estarían firmando. Ahí conseguimos un par de carteles dedicados por Antonio que siempre se agradece. Con este bonito recuerdo, finalizamos la mañana del domingo, ansioso de que llegase la tarde para participar en el concurso de "Comer a ciegas".

Otro clásico de estos eventos, los "hamas".
     Llega la tarde del domingo, y tras más charlas y talleres el tiempo se nos empezaba a echar encima así que fuimos a donde iba a tener lugar el concurso de "Comer a ciegas". Este concurso por parejas consistía en dar de comer a tu pareja una serie de alimentos y una bebida que estaba en una mesa, mientras tu, con los ojos vendados tenías que abrir los envoltorios y dejárselo en la boca a tu pareja. En este caso yo tenía los ojos vendados, pero según mi pareja dijo quedamos en segundo lugar debido a un fallo en la organización que no dijo antes de empezar el concurso que había que indicar mediante golpes en la mesa que ya se había acabado todo lo que estaba en la mesa. Otra vez será.

     Por último, el evento cerro con la clásica Manga-Party. En general, poco más que destacar en el último día del "Festival de Manga de Getxo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario