miércoles, 22 de julio de 2015

Reseña película anime: "Porco Rosso" o "Kurenai no Buta"


Romántica historia sobre un piloto de hidroavión italiano, as de la Primera Guerra Mundial, que vive como cazarrecompensas independiente contra otros mercenarios "Piratas del Aire" en el Mar Adriático. Víctima de una maldición indeterminada que ha convertido sus facciones en las de un cerdo. Es un descreído solitario que subsiste al margen de ideologías y de la gente. Un lobo solitario, que mantiene una vieja amiga secretamente enamorada de él, se ve inmerso en un un duelo con un piloto estadounidense fanfarrón que despierta parte de su vieja gloria y le hace redescubrir parte de sus sentimientos.


Ficha


Público: Todos los públicos
Género: Acción, Bélico, Aviación
Creador del manga: Hayao Miyazaki
Director: Hayao Miyazaki
Estudio: Estudio Ghibli
Episodios: Película
Duración: 93 mins
Año: 1992
Cómpralo con un 10% de descuento en:




Opinión Personal



Porco en su guarida descansando.
     Al principio no despertó ningún sentimiento en particular. Hablando de 1992 el dibujo es realmente maravilloso y colorido, pero poco más. Eso es lo que pensaba. En cuanto me dejé envolver por la película y por su hermosa historia el tiempo había volado, la película había terminado, tenía una amplia sonrisa en la cara y mis ojos estaban apunto de dejar escapar alguna lágrima de alegría y fascinación.

Porco junto a los piratas del aire (izquierda) y
el americano Donald Curtis (derecha).
     Esta película, del ya conocido Estudio Ghibli y con el famosísimo Hayao Miyazaki como director, es sin duda otra obra maestra. No solamente por el dibujo que es maravilloso, de esto somos conscientes desde el primer momento y ,como comentaba antes, más aun si sabemos que la película es del año 1992. Su historia es hermosa, aunque hay que destacar que no estamos hablando de la clásica película animada de Hayao Miyazaki dirigida a un publico más infantil, todo lo contrario. Si, es cierto, podemos disfrutar de esta película siendo más que jóvenes, pero hasta que no tengamos una visión más general del mundo en su totalidad y de como se mueven las cosas y las personas por el dinero, la guerra y demás detalles de los que, cuando somos aun muy jóvenes, ni nos percatamos, no podremos disfrutar de Porco Rosso en su totalidad.

Fio Piccolo posando con la banda de "Mamma Aiuto".
     Porco Rosso va más alla de una historia interesante y un dibujo atractivo, los mensajes que encontramos a lo largo de la película son abundantes y dejan citas tan clásicas como "No, prefiero ser un cerdo a ser un fascista" o "Un cerdo que no vuela es sólo un cerdo".

     El final de la película es un final abierto, tal vez sea este otro de sus encantos, ya que podemos ponernos en la peor de las situaciones o por otro lado pensar que todo ha salido bien y que el cielo seguirá siendo acariciado por ese hidroavión rojo de diseño tan provocador.

     Es realmente difícil intentar reseñar una película tan bonita como es Porco Rosso sin dar información que pueda hacer que alguien que quiera disfrutarla en su totalidad, no sea capaz al saber parte de esta. La solución es que si no la habéis visto, la veáis cuanto antes. No os arrepentiréis.

Puntuación
10/10
Otra hermosa obra maestra de Estudio Ghibli y Hayao Miyazaki. Obligatoria.

jueves, 2 de julio de 2015

Crónica: "I Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao"

Cartel del "I Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao".
     Los días 26,27 y 28 de junio tuvo lugar en el Palacio Euskalduna de Bilbao la primera edición del "Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao". Conocíamos la existencia de este evento unos cuantos meses antes y todos los esperábamos con gran ilusión y tratándose de una primera edición, puedo decir que, al menos en mi caso, no defraudo.

     Los stands eran abundantes y contaban con una de las grande editoriales, Norma Editorial, pero las principal diferencias con otro evento que tuvo lugar a principios del mismo año eran sus talleres y un precio más asequible. Contaban con talleres clásicos dentro de este tipo de eventos como dibujo manga, hamas, japones y los insustituibles juegos tradicionales japoneses, los cuales pese a tener mayor peso que el resto de talleres, había que andar con mucha atención para conseguir un sitio en la mesa del clásico juego de estrategia "shogi". Sobre la disposición del lugar disponible, en mi humilde opinión, creo que la "Artist Zone" se le intentó dar un protagonismo importante (siendo lo primero que veíamos), mientras que la zona de talleres estaba algo más apartada. Para otra edición plantearía cambiar esto de lugar, es decir, colocar la zona de talleres al principio del evento (el actual "Artist Zone", así todo el mundo vería la programación de los talleres desde el primer momento, y pasaría la "Artist Zone" a donde se encontraba en esta edición la zona de talleres.

Programa del "I Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao"

     Los precios estaban pensados para que si alguien quería acudir solo medio día al evento pudiese hacerlo sin tener que pagar un entrada por el día completo, siendo el precio de la zona comercial de 3€ para la tarde del viernes, 3€ y 3,5€ para la mañana y la tarde del sábado y de 4,5€ para el día completo del domingo (siendo este día gratuito para los cosplayers). Por otro lado, decidieron que sería necesario coger un auditorio, cuyo precio para el sábado sería de 5€ online y 6€ en taquilla),donde tuviesen lugar el concurso de cosplay y karaoke, con su correspondiente entrega de premios, los conciertos de Hatsume Miku, Ruki-chan y de Taiko y la exhibición de Nihon Buyo. Aunque en un primer momento pudiese dar la sensación de que un auditorio sería exagerado, luego resulto que no sobró tanto espacio como en un principio se podría imaginar, y algo que se agradeció enormemente, aparte del aire acondicionado del evento que ayudaba a combatir el sofocante calor del exterior, fue que este contase con unas cómodas butacas donde poder descansar mientras se disfrutaban de las 5 horas que duraban las actividades del auditorio.

Programa del "I Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao"

     El evento también contaba con una zona gastronómica a cargo de Sushi Artist, que dio más problemas que otra cosa. En lo que respecta a la zona gastronómica, me llevé una gran decepción y eso que los precios no eran demasiado elevados y que además se nos entrego un vale por un euro de descuento. En principio debía abrir sus puertas el viernes, al igual que el evento en si, pero no fue así, permaneció cerrado hasta el sábado, día en el cual cuando acudimos al medio día, después de esperar una cola que tardaba en avanzar muchísimo, y no es porque la cola fuese excesivamente larga, descubrimos que casi todo lo que había en la carta se había terminado y tenías que conformarte con lo que aun les quedaba por vender. Una auténtica vergüenza que esta empresa se encargase de la zona gastronómica y que, pese a saltarse un día el sábado a la hora de comer no tuviesen comida ni bebida suficiente.

     Con tan solo 10000 personas en todo el fin de semana, queda claro que la época escogida no es la mejor del año coincidiendo con muchos exámenes dentro del calendario universitario, pero aun así fue un evento mucho mejor que otros con mayor público. Habiendo presentado de antemano la sensación general del evento, vamos a la crónica de cada día.

Primer día:

Los asistentes ansiosos de que abriesen las puertas.
     Llegamos al Palacio Euskalduna unos 15 minutos antes de que abriesen las puertas para recoger la acreditación correspondiente y ver la cantidad de gente que había en ese momento. Había un pase personalizado para cada acreditado, pero debido a un fallo de la organización algunos no estaban disponibles, inconveniente que supieron solucionar en pocos minutos y que dejaba claro la ilusión y las esperanzas que tenían puesta los organizadores en que la primera edición fuera un verdadero éxito. Tal vez fue este el motivo, pulir los últimos detalles hasta el límite, lo que les hizo alargar la hora de inicio del evento, ya que tuvimos que esperar 30 minutos más de la hora inicial para poder acceder.

Los stands repartidos por la zona comercial.
     Una vez que entramos, descubrimos un lugar con muchísimas posibilidades y que sin duda alguna es un sitio más que recomendable para una segunda edición. Lo primero que nos encontramos es la "Artist Zone", la cual según pude observar quedo un poco de lado por parte de los visitante al evento. Seguimos avanzando y llegamos a la zona de los stands, una maravilla, en torno a 60 stands donde no predominaban los clásicos puestos de camisetas, o al menos no eran tan abundante a primera vista. Tocaba dar el primer vistazo a todos los stands y encontramos precios bastante asequibles, ofertas en la compra de mangas del stand de Norma Editorial, así como algunos con mangas de segunda mano, videojuegos y consolas de anteriores generaciones como la Nintendo 64, Play Station 1 y demás consolas que hicieron que los más clásicos dejasen un rastro de saliva. Con la primera ronda finalizada, tocaba seguir viendo el resto del recinto e ir dando vueltas a lo que íbamos a llevarnos a casa.

Pequeña exposición permanente de bonsais.
     En un lateral de la zona comercial había una pequeña exposición de bonsais a cargo de "El
Bosquecillo" y al lado de las escaleras de acceso a la zona comercial teníamos una exposición permanente sobre Mazinger Z donde podíamos encontrar a Alfredo Garrido, intérprete y productor artístico de Bilbao, autor de las letras de las canciones de la serie infantil “Marco” y adaptó las canciones de las series infantiles: “Mazinger Z”, “Tarzán”, “Vickie el vikingo”,8 “Ruy, el pequeño Cid”, “Pippi Calzaslargas”, “La abeja Maya”, y otras más de Walt Disney.


Exposición permanente de Mazinger Z
Detras de esta pequeña pero importante exposición, se encontraba el escenario donde tendrían lugar a lo largo del fin de semana distintas charlas a las cuales, según mi punto de vista, se les da mucha más importancia por parte de los organizadores de la que luego en realidad los asistentes al evento le dan. Continuando el recorrido llegamos a la zona de talleres que, el primer día, disponía de pocas mesas y sillas, aunque esto luego se corrigió el espacio seguía siendo insuficiente para algunos de los talleres que tendrían lugar durante el fin de semana. Detrás de esto encontramos la zona destinada a los videojuegos, donde se harían los distintos torneos que había previstos para el fin de semana, así como para que pudiesen jugar a distintas consolas los interesados que pasasen por ahí.

Compras finales del evento.
     Con las ideas ya claras y la mente organizada para lo que el evento iba a ofrecer durante ese día, fuimos a realizar las primeras compras del evento y observar más detenidamente lo que ofrecía cada stand. Una vez que ya habíamos comprado lo que en un principio teníamos en mente, seguimos viendo el resto de stands agarrando con fuerza la cartera y resistiendo la tentación de seguir comprando cosas que se antojan en el momento en el que las ves. En un primer momento nos quedamos con las ganas de hacernos con una dedicatorio de Jesulink, autor y creador de" Raruto", "Raruto Sisepuede" y los "5 Elementos", ya que después de pasar varias veces por su stand no le vimos ni una sola vez, pero no había ningún problema, ya le pillaríamos a lo largo del fin de semana.


     Mentalizados con que tendríamos que madrugar para estar allí pronto al día siguiente y sopesando si se nos quedaba algo en el tintero, decidimos finalizar el primer día del Salón con una sensación agradable en el cuerpo y con ganas de ver que nos depararía el día importante del evento.

Segundo día:

Jesulink dedicando un tomo.




     La mañana fue prácticamente idéntica a la tarde del viernes, paseos por la zona de stands, pero por fin conseguimos la dedicatoria de Jesulink y ¿qué mejor tomo para la dedicatoria que el primero?

Koi Koi al fondo y Hasami Shogi en frente.






     Mientras dábamos vueltas con la esperanza de poder conseguir un sitio en la mesa de shogi, vimos un hueco en un juego que aun no habíamos probado, el Hasami Shogi. Este juego es una mezcla entre el ajedrez y el cuatro en ralla (pero con cinco en lugar de cuatro), su objetivo es conseguir que uno de los dos jugadores tenga cinco fichas en fila horizontal o diagonal, el primero en conseguirlo es el ganador.




El famoso y codiciado shogi.
     Después de probar este juego y echar un par de partidas, pasamos al Koi Koi un juego de naipes de origen japonés que se juega con la baraja hanafuda. Este juego es algo más complejo y largo de explicar, así que si estáis interesados podéis investigar un poco sobre este juego aquí. Viendo que la mesa de shogi seguía ocupada, a fin de cuentas es el juego tradicional japones por excelencia y mundialmente conocido gracias a animes como "Naruto", decidimos acercarnos a la zona del escenario para disfrutar del Nihon Buyo que iba a comenzar en escasos minutos.  El Nihon Buyo es un baile refinado, con movimientos lentos que se baila al ritmo de las nagauta o canciones largas. Aunque una de las particularidades del Nihon Buyo es que no es simplemente un tipo de danza tradicional, en realidad mezcla el baile con ciertos toques de teatralidad, contándonos una historia sin que tengamos porque entender lo que la canción de fondo está diciendo.

La cola de la zona gastronómica a la hora de comer.
     Con el estomago vacío, nos dirigimos a la zona gastronómica donde pese a no haber una cola excesivamente larga tardamos en torno a media hora en llegar al mostrador. Allí descubrimos que tanto las bebidas como la comida que íbamos a pedir y que habíamos decidido hacía ya unos 25 minutos, se había agotado por lo que tuvimos que conformarnos con lo que quedaba.


Exhibición Nihon Buyo (foto del escenario, no del auditorio)
     Cuando ya habíamos comido y reposado la comida nos dirigimos al auditorio donde estuvimos el resto del día disfrutando del concierto de Hatsume Miku, en el cual la gente se involucró mucho y eso me impresionó ya que era la primera vez que acudía a un concierto en el que el artista era un personaje digital. Después de esto, y para mi sorpresa por no haber mirado bien el programa, volvimos a ver la exhibición de Nihon Buyo que habíamos visto por la mañana, lo que nos permitió fijarnos en detalles que por la mañana habíamos ignorado.


Impresionante cosplay de Warhammer 40.000
     Los camerinos estaban que echaban humo y no era para menos, pues daba comienzo el concurso de cosplay con un jurado más que imponente con buenos resultados en concursos internacionales de cosplay a sus espaldas. Algunos coplays ya los conocía de otros eventos, pero eso no quitaba mérito al trabajo que les llevo prepararlo en su día y conservarlo para cada concurso al que se presentaba. Hubo de todo, algunos más normales y otros que simplemente eran una pasada, tanto el disfraz como la actuación que tienen que hacer durante el concurso. Una maravilla y mi más sincera enhorabuena a todos los participantes.

     Durante la deliberación del jurado, volvimos al japón tradicional con un concierto de Taiko, los clásicos tambores japoneses que tan populares son en los festivales del a tierra nipona. Este concierto ayudo a que los que empezaban a estar más cansados despertasen para poder disfrutar del concierto de Marisa Galiana, más conocida como Ruki-chan, la española que triunfó en Japón. A diferencia del de Hatsume Miku, este si requería una mayor participación del público, pero la poca fama de las canciones de Ruki-chan en España hacían mella en el auditorio, cosa que ella intentaba evitar pidiendo al público que colaborase cantando, aplaudiendo y despertando a los más rezagados cuando iba corriendo de un lado a otro del auditorio chocando las manos de todos los que podía. El día finalizó con el concurso de Karaoke que no tuvo nada que envidiar a todos los conciertos disfrutados anteriormente, bueno, en algunos casos.

     Con el cuerpo cada vez más cansado pero con la mirada puesta en las exhibiciones de artes marciales del día siguiente, nos fuimos a casa a descansar.


Tercer día:

Los más pequeños eran los que estaban más ilusionados
con los miembros de la Legion 501.
     El cansancio era palpable y pese a ser el día gratuito para los cosplayers y el "Día de Star Wars", el salón noto la bajada de gente, uno de los motivos es la fecha en la que se encuentra situado ya que muchos universitarios aun están de exámenes y en esta época el tiempo es oro.

     Los miembros de la Legion 501 sacaron sus mejores galas y se pasearon por el salón, donde se sacaron fotos con todos los interesados y en su pequeño stand próximo a las escaleras de entrada se podían adquirir algunos folletos así como pedir información sobre ellos.

     Una esquina de la zona comercial fue aprovechada, colocando un pequeño tatami donde los grupos invitados de artes marciales (Aikido, Iaido, Pencak Silat, Kendo y Kenpo) realizaron  sus correspondientes exhibiciones y alguno se animó a realizar una clase práctica con ellos. Más tarde, en este mismo tatami, tendrían lugar el concurso de Kamehames y el torneo de Softcombat.

Exhibición de Aikido.

Clase conjunta de Pencak Silat.

Exhibición de Pencak Silat.

Exhibición de Kendo.


Alfredo Garrido firmandonos una dedicatoria.
     Con el cuerpo muerto, una sonrisa en la cara y el corazón triste porque finalizaba esta edición, al menos para nosotros porque ya no podíamos más, nos dirigíamos a la salida y justo antes descubrimos que Alfredo Garrido estaba firmando unas pequeñas láminas de Mazinger Z y había que aprovechar la oportunidad, así que con una sonrisa más grande y una lamina dedicada por el gran Alfredo Garrido nos despedimos del Salón del Manga y Cultura Japonesa de Bilbao hasta su próxima edición.