lunes, 30 de marzo de 2015

Reseña anime: "Tokyo Ghoul √A"


Ken Kaneki, un joven mitad ghoul y mitad humano que después de una experiencia traumática, la cual cambió su forma de ver el mundo, despierta un deseo insaciable de poder con el fin de no cometer los mismos errores del pasado y proteger por encima de todo a los que le han ayudado durante su vida. Esto le llevará a luchar contra nuevos enemigos y tirar nuevas barreras, así como una lucha contra su "yo" interno hasta encontrar su sitio en el mundo.


Ficha


Público: Seinen
Género: Fantasía, Terror
Creador del manga: Sui Ishida
Dirección: Shuhei Morita
Estudio: Studio Pierrot
Episodios: 12 episodios
Duración: 24 mins
Año: 2015


Opinión Personal


Imagen del opening de Tokyo Ghoul √A
     Lo cierto es que el final de la primera temporada de Tokyo Ghoul nos dejó con una intriga que solo nos la podía saciar una segunda temporada, denominada Tokyo Ghoul √A. Todo pintaba bonito y épico, el primer capítulo de esta segunda temporada nos lo deja bien claro, pero si hay algo que se carga este estupendo anime, aparte del final que ya trataremos después, es su opening. Cuando uno coge un anime viendo como termina su primera temporada, dejando tantísimas preguntas sin respuesta y con un final impresionante, esto siempre de cara a una segunda temporada ya que si se hubiese quedado en una única temporada el final de esta sería demasiado abierto y por lo tanto un error, lo que se espera es que todo sea épico y su opening, visible desde el primer episodio en el cual tenemos puestas todas nuestras ilusiones, nos baja mucho el subidón. He de admitir que solo lo he llegado a ver una vez entero.

Kaneki antes de dar comienzo al tramo final.
     Por lo demás, el anime siguió su ritmo de acción con mucha sangre, una muy buena animación y demasiada censura, así como toques de misterio que nos hacía que nos preguntásemos cosas nuevas a cada capítulo que pasaba. El problema viene cuando el anime finaliza y todas nuestras preguntas se quedan sin respuesta. No es solo que nos quedemos sin respuesta, es que el tiempo que podrían haber utilizado para despejar dudas y desvelar información, o simplemente deleitarnos con una buena pelea final, lo emplean para que veamos pasear a Kaneki. Entiendo que pretendan que ese desfile nos haga correr alguna que otra lagrima, pero ¿de verdad no se les ocurrió que el tiempo empleado es demasiado?

Juuzou, me esperaba mucho más.
     Un personaje que debo mencionar en esta reseña y que me decepciono profundamente fue Juuzou. Me esperaba muchísimo más de este personaje, no solo por como se nos presenta en el anime sino por como va evolucionando y lo demente que está, sacándose armas de cualquier parte, así como por lo bien que se lo pasa cuando lucha y mata ghouls. Todo pintaba bien, pero tal vez es por el final demasiado raro que tiene este anime que me dejo muy destemplado. Lo dicho, me esperaba muchísimo más de Juuzou.

Kaneki hace lo que sea por defender lo que quiere y aprecia.
     Siendo optimistas podemos pensar que tienen intención de hacer como con Tokyo Ghoul, me refiero a la primera temporada, y tratar de dar la información que falta en otra temporada. En el caso de que esto fuese así, se agradecería ya que es demasiada la información que aun no ha sido desvelada, aunque por otro lado puede ser algo cansino el ir desvelando información poco a poco, temporada a temporada. Es más, en mi opinión, si siguen con ese planteamiento llegará un momento en el que la historia no pueda avanzar más por toda la información que tendrán que desvelar de golpe.

     En definitiva, la Tokyo Ghoul √A pintaba muy bien pero un mal opening y un final demasiado malo, rápido en algunos puntos decisivos y demasiado extenso en otros sin importancia, han hecho que esta temporada no nos deje un sabor de boca distinto de la anterior, no resulta ser mejor o peor que la anterior temporada, pero si nos desilusiona después de todas las esperanzas que teníamos puestas en Tokyo Ghoul √A, segunda temporada de Tokyo Ghoul.

Puntuación
7/10
Entretenida, pero con un mal opening y un final aun peor.

martes, 24 de marzo de 2015

Reseña anime: "Zankyou no Terror"


Tokyo ha sido diezmada por un ataque terrorista y la única evidencia de los culpables es un confuso y extraño vídeo subido al internet. La policía, desconcertada por la pista críptica, no saben que hacer para detener la inquietud ciudadana. Mientras el mundo busca a los autores intelectuales, dos chicos misteriosos llevan magistralmente su plan a cabo. Maldecidos a caminar por el mundo con los nombres Nine y Twelve, los dos se combinan para formar “Sphinx” una entidad clandestina que está determinada a despertar a las personas de su letargo y apretar el gatillo de este mundo.

Ficha

Público: Seinen
Género: Drama, Acción, Thriller
Dirección: Shinichiro Watanabe
Estudio: MAPPA
Episodios: 11 episodios
Duración: 23 minutos
Año: 2014


Opinión Personal


Los tres personajes principales del anime.
     Un anime más. A modo de resumen creo que es una descripción bastante exacta. Todos estábamos ansiosos cuando se supo que en 2014 Shinichiro Watanabe iba a dirigir un nuevo anime y más cuando uno lee por encima que este tratará sobre terrorismo, un tema más que actual y que puede dar muchísimo juego dentro de las infinitas posibilidades que el anime ofrece. Esto es lo que se espera, pero la realidad se descubre después de ver los 11 episodios que componen Zankyou no Terror, en ese momento eres consciente de que no ha sucedido nada. Un anime con muy buena pinta ha acabado siendo un anime del montón, con una historia que no llega a cuajar del todo y con unos personajes que tienen una personalidad más que habitual.

Explosión de una bomba en Tokyo.
     Lo que si hay que destacar de este anime es su excelente dibujo y animación. Es de una calidad muchísimo mejor que la que la historia nos presenta, lo que hace que sintamos aun más pena por ver como una animación tan buena se ha derrochado con una historia tan mal hilada y con tan poca profundidad. En si la intención no es mala, niños prodigio, planes ocultos de los gobiernos, terrorismo... es más, "Nine" y "Twelve" tiene su carisma, pero no es suficiente. El problema está en la poca profundidad que se le han dado a los aspectos tan relevantes de Zankyou no Terror dejando así el listón muy bajo y haciendo que tengamos la sensación de no haber visto ningún anime durante el tiempo invertido en ver los 11 episodios que componen este.

     Lo cierto es que no se que más decir sobre este anime, me dejo muy destemplado. A modo de final decir que esperaba mucho más y que, viendo el final de Zankyou no Terror, no espero ni deseo una secuela.

Puntuación
6/10
Interesante y entretenido, pero nada más.

domingo, 1 de marzo de 2015

Crónica: "Japan Weekend Bilbao 2015"

Japan Weekend Bilbao en el BEC
     El sábado 28 de febrero tuvo lugar en el BEC la primera edición de la Japan Weekend bilbaina. Japan Weekend es un evento ya conocido en España. que tiene lugar en distintas ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Valencia y demás, lo que hace fácil obtener información y opiniones respecto a este evento. Pese a encontrar algunas que tachan el evento de excelente, cabe destacar que predominan las opiniones negativas y, tras asistir a la Japan Weekend Bilbao el 28 de febrero, soy uno de los que se suma a las opiniones negativas.

     Desde el primer momento esto olía muy mal, si su nombre es Japan Weekend, ¿cómo es que solo era un día? El evento se avisó con un mes de antelación, lo cual ya de por si hace entender que el tiempo no será algo que abunde en la organización. Visto esto y que mediante las redes sociales pidieron propuestas y ayuda, un servidor se puso manos a la obra y mando unos cuantos emails con propuestas de asociaciones y clubs, ya que en el primer email me comentaron que no tendrían mucho presupuesto y tendrían que tirar con asociaciones y grupos del País Vasco, para mi sorpresa recibí un email en el que una empresa me privada me decía que cómo podían hacer para contactar con esas asociaciones. Como mi principal motivación es conseguir un evento que merezca la pena, busque los emails, webs y demás datos por internet de cada una de las asociaciones y se las mandé, ante mi incredulidad al ver que una empresa privada es incapaz de buscar datos de contacto de algunas asociaciones para el evento que vana  realizar en un mes.

     El tiempo pasaba y no sabíamos ni horarios, ni stands, ni actividades... eso si, lo primero en salir fue el precio de las entradas, faltaría más. El precio de las entraba iba desde 8€ hasta 20€, pudiendo encontrar packs anticrisis con lo que adquirir algo adicional a la entrada por 10€, 15€ y 20€.

     A falta de una semana, más o menos, comenzó a salir algo de información. Aparecieron los primeros stands comerciales que iban a asistir al evento. Más tarde empezaron a salir los formularios de prensa, voluntariado, programación y stands no comerciales, mientras el email seguía sin respuesta y en las redes sociales solo respondían a los comentarios que más les convenían.

     La venta online, por la cual cobraban un euro de más por gastos de gestión, le quedaban pocas horas para que cerrase, por lo que mandé otro email para saber cuando íbamos a saber si se nos había concedido el pase de prensa o si se nos había denegado para adquirir así la entrada online. Esa misma tarde me respondieron, aparte de confirmando el pase, agradeciendo mi ayuda y diciendo que les habían sido de gran ayuda mis propuesta, todo falso. Destacar que a una compañera no la respondieron confirmándole el pase de prensa hasta las 23:30 del día 27, después de que ella mandase un email para informarse. En el programa no había ni una sola de las propuestas que yo había hecho, todo lo contrario solamente había un par de charlas y poco más, 0 talleres y 0 actividades, básicamente tenía pinta de que la gente iba a pagar una entrada para acceder a un pabellón y seguir comprando.

     Más o menos con este panorama inicial fui a ver que es lo que sucedía en el evento y si no era tan malo como parecía, a fin de cuentas, se trata de una empresa privada.

Único día:


Panorama de la Japan Weekend Bilbao sobre las 10:15
     Llegamos al BEC con tiempo para ver el panorama antes de acceder al evento en si. No había mucha gente, pero teniendo un horario de 10 de la mañana a 9 de la noche, aun quedaba tiempo para que fuese llegando gente. Cuando se fueron acercando las 10 de la mañana me acerqué a la zona de acreditaciones del BEC y después de estar esperando un buen rato pregunte a un voluntario que me mando a otro ,y este a otro, para saber donde adquirir los pases de prensa ya que en la zona de las acreditaciones no había nadie. Finalmente se debían adquirir en taquilla. Destacar que es con diferencia el pase más cutre que jamás he visto. Una cartulina en la que ponía "PRENSA" y tu nombre a bolígrafo, escrito en ese mismo momento, menos mal que durante el evento conseguí una correa para el cuello porque dejaba mucho que desear. Entré sobre las 10:15 más o menos al pabellón que luego resultó ser un tercio del pabellón completo, en el cual sobraba sitio por todos lados.

     Esta imagen nada más entrar me hizo sentir un escalofrío. Lo que en un principio estaba previsto para llenar un pabellón entero del BEC, se había limitado a un tercio de este, aparte de que tenía la sensación de que faltaban unos cuantos stands. Después de 20 minutos ya habíamos recorrido el evento entero, en el cual predominaban los puestos con camisetas y merchandising de procedencia china que intentan colar por japones con precios impresionantes. Llegué a ver mangas que se vendían a un precio superior que en la tienda física, un auténtico robo. En este momento me di cuenta de la ausencia de dos de los grandes, es cierto estaba IVREA pero... ¿y Norma Editorial?, ¿y Selecta Vision?, ¿Por qué habían anunciado stands que no estaban?

"Itasha" de Evangelion.
     Cuando llegué al fondo, donde pensaba que iba a ser la zona restaurante que habían anunciado, descubrí que no era nada más que un gran hueco sin ningún stand. En un lateral había una pequeña exposición de 4 "itasha", coches decorados con temática anime/manga, y un poco más atrás un escenario hinchable en el que a lo largo del día se realizaron el concurso de baile, el concierto y alguna que otra cosa. Volviendo al tema de los restaurantes, lo que llamó la atención fue el elevadísimo precio del ramen, ese cuenco que en tu supermercado cuesta 1 € y poco allí se vendía por 5€ y soba a 4€, un verdadero robo, y aun así había muchísima gente que lo compró, nos dejamos robar en nuestras narices, luego nos preguntamos porque va mal este país. Aparte de esto había un puesto en el que podías adquirir taiyaki, té de bolas y "Palo gofre Frankfurt" a precios algo más asequibles que el ramen, cosa que no era difícil de conseguir.

Panorama de la Japan Weekend Bilbao sobre las 12:00
     Después de hacer nuestras compras, a fin de cuentas era lo único que podías hacer allí debido a las escasas actividades que había, ya que se limitó a ser un evento en el que pagabas una entrada para seguir comprando dentro, acabamos sentándonos para descansar, eso si, en el suelo ya que pese a tener espacio de sobra, no había ninguna zona en la que poder sentarte cómodamente si no era en el suelo. Pasamos el tiempo como pudimos, puesto que la Japan Weekend Bilbao no daba la opción de hacer nada alternativo a comprar y tampoco ayudaba a despejarse la mente con dos escenarios siendo utilizados a la vez, ambos con un audio lamentable. Esto es debido a que mientras en un escenario hinchable se estaba dando una charla sobre Japón, en otro estaba teniendo lugar el concierto del día, un auténtico desastre.

     Por la tarde tenían lugar los torneos de videojuegos y un compañero tenía intención de participar en uno de ellos, pero para su desgracia no pudo hacerlo ya que no encontró a ningún organizador 20 minutos antes de la hora a la que comenzaba el torneo, y cuando llego a la hora le informaron que no quedaban plazas. Esto es algo también curioso, en el evento si se pudieron ver algunos voluntarios, no demasiados pero si alguno, mientras que organizadores no. Desconozco quienes eran y por lo tanto si se movieron por el pabellón, lo que si estoy seguro es de no ver a nadie con alguna identificación bien clara y visual en la que pudiésemos ver que esa persona es parte de la directiva de Japan Weekend.

     En definitiva, que nos fuimos antes de lo que nos habría gustado ya que el evento en si no aportaba nada que no fuese comprar. Según parece no es la opinión o decepción de un servidor solamente, si nos ceñimos a los datos oficiales, se habla de 35000 visitante en la primera edición de la Japan Weekend Bilbao (cifra que un servidor que estuvo por allí no comparte ya que significaría que el aforo debió estas completo mínimo unas 20 veces), mientras que el Salón de Manga de Getxo con un espacio mucho más reducido y un presupuesto seguro que bastante menor, llego a rondar los 15000 sin contar la gente que no pudo acceder. ¿Motivo? Está claro, no puedes pedir que la gente pague un mínimo de 8€ cuando no tienes una programación decente, no cuentas ni con un cartel publicitario, sin artistas invitados y sin actividades de ningún tipo. Por último, destacar que tratándose de una Japan Weekend, no veo lógico que el 99% de lo que había en dicho evento fuese solo manga y anime, si se tratase de un Salón del Manga lo entendería, pero si hablamos de un "Fin de Semana Japones", no veo justo que solo se venda esta parte de Japón.